Este es un tema muy importante para cualquier negocio cuando tiene empleados que trabajan fuera de la oficina, como vendedores, técnicos de servicio, repartidores, mensajeros, etcétera.

El saber dónde se encuentra cada uno de los miembros de tu equipo de ventas te puede permitir canalizar una cita urgente con un prospecto importante que acaba de contactarte por teléfono en tu oficina. O puedes modificar la ruta de reparto de uno de tus empleados para resolver algún problema imprevisto.

Además, uno de los problemas más comunes en el mundo laboral es el abuso de confianza, es decir, que los empleados utilicen el tiempo y los recursos que le da la empresa para realizar actividades o negocios que no tienen nada que ver con el trabajo para el que se les está pagando.

Llevar un registro de la actividad de cada uno de tus empleados es un medio de supervisión que te permite reconocer a tus buenos empleados, así como a los malos.