Es indudable que la tecnología moderna de la comunicación móvil se ha convertido en una gran herramienta para que los padres puedan mantener contacto con los hijos cuando estos salen.

Hace apenas unos años, cuando llevabas a tus hijos al cine y los dejabas con un grupo de amigos de la escuela, perdías toda oportunidad de contacto con ellos hasta que regresaban a casa o pasabas a recogerlos a la hora convenida.

Si llegaba a suceder algún accidente o si tu hijo llegaba a tener cualquier problema menor o mayor, era muy complicado contactarte para que lo auxiliaras.

Hoy eso ya es cosa del pasado: con un celular sabes que tus hijos pueden contactarte en cualquier momento que lo necesiten, y eso genera una gran tranquilidad.

Sin embargo, esta misma tecnología trae consigo nuevos y diferentes riesgos para tus hijos que les puede afectar seriamente.